Normas de uso del boutonnière.

Gracias por compartir!

Buenas tardes!
Uno de los detalles que cada día me tiene más enganchada es el ojal o boutonnière del novio y es que, poco a poco, va estando más y más presente en nuestras bodas.

Pero es cierto que, como todo complemento, tiene unas normas de uso que sería conveniente tener en cuenta si nos decantamos por lucirlo.

A continuación, te detallo las claves de forma sencilla y te animo a lucir este delicado detalle si eres un futuro novio.

Primer punto, quienes pueden lucirlo en caso de que el novio decida hacerlo:
Si el novio se decide a lucir un boutonnière, podrán lucir uno los invitados más próximos a los novios, esto es, el padre del novio, el padrino, los hermanos del novio y los testigos, siendo en el caso de todos ellos diferente al del novio.

El boutonnière tiene que estar realizado con las mismas flores que el ramo de la novia.

Debe ser discreto, intentando que no sea demasiado voluminoso, sobretodo debe tenerse en cuenta el tamaño de la solapa del traje.

Lo ideal, dada su delicadeza, es que sea una flor que aguante perfectamente un tiempo sin agua, para poder lucirlo durante todo el enlace en perfecto estado, en este caso, será la floristería o tu wedding planner la que debe orientarte en cuanto a la mejor opción, teniendo en cuenta, entre otras cuestiones, la temporada, estilo, temática…

En cuanto al color, debe buscarse siempre la armonía y estética del total look del novio, por tanto, no desentonará ni con el color del traje ni con la corbata.

Debe colocarse en la solapa izquierda de la blazer del traje, encima del ojal.

Si se opta por lucir este complemento, se descartará la opción del pañuelo, nunca deben lucirse ambos.

Dado que estamos muy cerca de la Navidad, estas opciones pueden ser divertidas y originales…

Imágenes vía Цветы. Мастер-классы. Фоамиран, Уфа.

ShareQUIERES COMPARTIR? GRACIAS!!

Deja un comentario