Archivo de la etiqueta: Macarons de chocolate con NUTELLA

DELICATESSEN: Macarons de chocolate rellenos de NUTELLA Mmmm

Gracias por compartir!

Buenos días!! si algo es indiscutible es que los Macarons están de moda, no sólo son un auténtico placer, es que dan muchísimo juego a la hora de decorar nuestro Candybar gracias a su colorido…

La receta de hoy no es tan sencilla como las que suelo presentarte, es más ES MUY COMPLICADA, pero creo que es una receta que merece la pena y debemos tratar de hacer… en este caso, la receta es del blog  La Cocina de Frabisa, no lo conoces?… te lo recomiendo 100%! Bueno, sin más dilaciones, comenzamos con la receta de hoy, te chiflará!! 🙂 Y palabras textuales de Frabisa…

«Yo al principio no me los tomé en serio, los veía tan pequeños que me parecía que era coser y cantar, y nononono, hay que tenerles mucho respeto, aquí bromitas las justas porque si te notan trémula, zassssssss, te la juegan y bandejita a la basura, no hay que despistarse ni medio segundo.»

Macarons de chocolate rellenos de NUTELLA

MACARONS DE CHOCOLATE CON NUTELLA (1)

Necesitamos

_DSC5853BIS-1

  1. Almendra molida
  2. Azúcar glas
  3. Robot de cocina para montar las claras
  4. Azúcar común
  5. Colorante alimenticio
  6. Cuenco y tamiz
  7. Claras (envejecidas)
  8. Manga pastelera con boquilla
  9. Espátula de silicona

INGREDIENTES

(70 galletas, 35 macarons aprox.)
  • 100 gr. de almendra molida (1*)
  • 100 gr. de claras (es mejor tenerlas separadas de las yemas un mínimo de 2 días antes y cuando se vayan a utilizar, que estén a temperatura ambiente)
  • Pizca de cremor tártaro.
  • 200 gr. de azúcar glas (2*)
  • 50 gr. de azúcar común.
  • 25 gr. de cacao amargo en polvo.
Sugerencias
(1*) FRABISA aconseja comprar la almendra molida que viene envasada, está más seca de lo que en casa podemos conseguir
(2*) No sirve moler el azúcar, debe de ser azúcar glas ya que tiene un porcentaje de maizena lo que la mantiene muy seca e ideal para este tipo de dulce.

Para el relleno utilizaremos, NUTELLA.

PREPARACIÓN

Como primer paso dibujamos sobre un papel vegetal  círculos que nos servirán de medida para nuestros macarons. Para no tener que repetir la operación, lo dejaremos de plantilla y pondremos otro papel por encima que será sobre el que haremos nuestros macarons. Para que el papel no se mueva lo aseguramos a la bandeja con unos pegotes de mantequilla por debajo del papel.

– Molemos la almendra en el robot de cocina durante un minuto, pasado este tiempo removemos con una espátula de silicona todo lo que se ha ido quedando pegado en el fondo y volvemos a poner en funcionamiento la máquina unos dos minutos más. Extendemos la almendra en una fuente para conseguir que se airee y seque bien.
– A continuación mezclamos el azúcar glas y la almendra  de forma manual y lo pasamos un mínimo  de 3 veces por el tamiz a fin de desechar aquellas partículas de la almendra que hayan quedado menos molidas. Cuanto más fina quede la textura de los ingredientes secos, mejor será el acabado del macaron.  Reservamos en un cuenco.
– Batimos las claras, cuando estén como agua jabonosa ( y sin dejar de batir vamos incorporando los 45 gr. de azúcar común, el cremor tártaro, aumentamos la velocidad y  batimos hasta conseguir una mezcla firme, lo que se llama, a punto de nieve con pico firme y brillante (ojo, el pico del merengue no se debe mover cuando levantemos las varillas y las demos vueltas).  Incorporamos el cacao en polvo y revolvemos con suavidad hasta que quede totalmente teñido.
– Recuperamos el cuenco que tenemos con la almendra y el azúcar glas mezclado y le incorporamos las claras a punto de nieve ya teñidas.
-( Ojo, este punto es importante) Mezclamos con movimientos envolventes, con suavidad, haciendo círculos , rebañando con la espátula bien los laterales  hasta conseguir una masa homogénea. Con cuidado, con mimo, con cariño, si se bajan las claras, macarons a la basura, así que mucho, mucho esmero, no queremos una mezcla líquida o se joroba el invento.
Hacemos una prueba sobre un plato y comprobamos si queda liso, si quedase con picos, le damos un par de vueltas más. En caso de duda, mejor que quede un pelín duro antes de que quede líquido, es importante que no se rompan las burbujas del merengue que será justamente lo que le dará esponjosidad al macaron.
– Introducimos la mezcla en una manga pastelera con una boquilla grande. Podéis dividir la masa y poner primero la mitad de la masa en la manga para que así resulte más manejable.
– Nos colocamos con la manga en la mano de forma perpendicular a la bandeja en el centro de los círculos previamente hechos y con un movimiento rápido presionamos levemente la manga y rellenamos “casi” todo el círculo. Levantamos la manga de un golpe brusco y pasamos al siguiente círculo, así hasta acabar. Golpeamos la bandeja dos o tres veces sobre la encimera para eliminar alguna burbuja que hubiese podido quedar. Si aún así, veis alguna burbuja os ayudáis de un palillo para romperla y juntar la masa.
– Bien, ya hemos pasado una buena parte del proceso, ahora toca dejarlos secar. El tiempo varía desde 30 minutos hasta 2 horas o incluso más (a tener en cuenta el factor humedad que no favorece el secado), yo los dejo una hora. Sabemos que están listos cuando los tocamos levemente con el dedo y no se nos pega, notando además que  la superficie está ligeramente dura.
 MACARONS RECETA (2)

MOMENTO HORNEADO

– Vamos a cocer los macarons en un horno precalentado (diez minutos antes del horneado) a 145º en mi caso, hay quien los pone a 150º, incluso a 170º, es mejor quedarse cortos y subir un poquito a que pase al revés.  Después del precalentado yo bajo la temperatura a 130º con calor arriba y abajo. Realmente los macarons son como un merengue, no necesitan cocerse, necesitan un “buen secado” en el horno. No queremos que se tuesten, el color debe de permanecer inalterable. Yo los horneo durante 11 minutos, vosotros debéis ir probando.Para saber si están cocidos deben despegarse con facilidad del papel, si están pegados hay que hornear un par de minutos más.

– Retiramos del horno y dejamos enfriar totalmente y pasamos con cuidado para una rejilla separándolos del papel con una espátula si fuese necesario, aunque se despegan solos, aquí no suele haber problema.
– Se conservan fantásticamente bien en una caja hermética, también congelan de fábula y en apenas unos minutos se descongelan.
– FINALMENTE, se rellenan  con la NUTELLA un rato antes de consumirlos o se humedecerá el macaron.

MACARONS DE CHOCOLATE CON NUTELLA (2)Vía http://lacocinadefrabisa.com

Desde luego te animo a que lo intentes! te sorprenderás y sorprenderás!

Si te animas, puedes dejarnos tus comentarios en nuestro FACEBOOK o debajo de esta entrada! GRACIAS!. Si quieres ayudarnos comparte este post!

*****

¡GRACIAS POR PASAR SIEMPRE!
RECUERDA TAMBIÉN QUE PUEDES VERNOS EN:

*****